Estamos viviendo momentos duros, la incertidumbre, el miedo, la ansiedad, el tedio, la angustia, la desmotivación puede que estén comenzando a hacer presencia en nuestras vidas, o en las de nuestros seres queridos, compañeros o colaboradores. Uno de los mantras de mi padre era «resistir es vencer», hoy más que nunca me lo repito día a día.

Son tiempos para desarrollar personalidades emocionalmente resistentes, lo cual requiere consciencia y mucho trabajo diario.  Probablemente la resiliencia sea en estos momentos nuestra competencia estrella. Uno de los ingredientes de la resiliencia son las redes de apoyo, los referentes inspiracionales, la restauración de la confianza y la esperanza. Desde este blog quiero contribuir a desarrollar y fortalecer la resiliencia de las personas, quiero contribuir a convertir las amenazas en desafíos que nos enriquezcan a todos como personas y nos permitan aportar valor a nuestros entornos. Para ello estoy llevando a cabo diversas iniciativas, como los Encuentros Virtuales de Mentoring Grupal by Escuela de Mentoring: «Conversaciones con Propósito».

Hoy quiero compartir con vosotros una herramienta que he desarrollado inspirada en la frase del poeta Miquel Martí i Pol: «Pinta en  una pared de tu casa todos los nombres de las personas que han llenado de luz tu vida, para decirlos cada día uno a uno. Así nunca te sentirás ni abandonado ni solo.»

La herramienta se llama el «Oráculo de la Resiliencia» porque una vez la pongas en práctica encontraras en ella las respuestas a muchas de las preguntas e inquietudes que probablemente hoy te estes planteando, porque cada vez que la vuelvas a mirar te enviará poderosos mensajes para encarar el presente y el futuro, porque te llenará de fuerza y energía positiva, porque te hará sentir más acompañado que nunca y más parte del todo y de una historia común que en estos momentos hará de pegamento existencial para ti y todos los tuyos.

Te aporto un modelo que puedes realizar en una pared, en una cartulina, en una mesa en forma de mosaico. Te invito a que des rienda suelta a tu creatividad en cuanto al lugar en donde hacerlo, el material o soporte para realizarlo, el formato que puede ser el que te proponemos en forma de panel, pero también un mapa mental, un collage, con tarjetitas, con postales, con herramientas digitales tipo Trello. Busca la forma más cómoda e inspiradora para ti. Te animamos a que lo hagas en familia, con tu pareja, hijos y otros familiares que tengas cerca, con tu equipo de trabajo, con tus compañeros. Esta actividad se puede convertir en una ocasión excelente para trabajar y crear juntos, para compartir una historia común, para conectarnos, para fortalecernos juntos. Puedes usar palabras, dibujos, imágenes, fotos y todo tipo de materiales que se te ocurran. La clave está en el objetivo de la herramienta: crear un oráculo para fortalecer la resiliencia.

Oráculo de la Resiliencia

En el modelo que he creado hay espacio para 7 nombres de personas, pero se trata de tu oráculo así que incluye a todas las que quieras. Para cada una de ellas piensa en que valores te transmiten, cuales son las fortalezas que admiras de ellas, qué acciones realizaron que recuerdas como significativas, cuales eran sus mantras (esas frases que parecían lemas de vida, principios por los que se guiaban y que resuenan en ti para guiarte también), que aprendiste de ellos y ellas, qué aprendizajes te dejaron. Y lo más importante cual fue su legado para ti, qué hicieron o hacen que tu quieres continuar aportando al mundo.

Cuando termines de realizar todo el trabajo, que te invito a que lo conviertas en una experiencia gratificante, lúdica y de aprendizaje, hazle preguntas al resultado, extrae reflexiones, en todo ello se encuentran las claves para apuntalar tu resiliencia y encarar el presente y el futuro.

Me encantaría que me enviaras fotos del resultado y me dejaras tus comentarios sobre la experiencia. Puedes hacerlo a través de este blog,  de @mldemiguel o mis perfiles en facebook, linkedin e instagram. Me encantaría compartirlo para lanzar mensajes de esperanza de los que todos podamos nutrirnos.